Galería

Desafíos en la construcción de las noticias desde la mirada del género

El pasado 5 de octubre, el Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa de La Plata,  realizó la charla-debate “Periodismo con perspectiva de Género. Desafíos en la construcción de las noticias desde la mirada del género”. Fue a cuatro meses del “Ni una menos”; motorizados por la necesidad de reflexionar colectivamente sobre las prácticas profesionales y las formas de ejercitar una comunicación no sexista.

La convocatoria estuvo orientada a lxs estudiantes de comunicación, trabajadores y trabajadoras de prensa de medios públicos y privados, y a la comunidad en general. El panel fue integrado por lxs colegas Gabriela Barcaglioni, Lic. en Comunicación Social, docente  de la UNLP, trabajadora en Radio Provincia e integrante Red PAR -Periodistas de Argentina por una Comunicación no Sexista-; Romina Ruffato, periodista de Radio Nacional, integrante del CTP-Capital y de Red PAR; Carlos Rodríguez, periodista de Página 12, docente universitario, integrante del CTP-Capital y  Maximiliano Montenegro, periodista de Diario Popular e integrante de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina (RIPVGA)

El gran desafío del encuentro fue intercambiar reflexiones y analizar las prácticas laborales concretas. ¿De qué manera se construyen los sentidos y la circulación de informaciones, las noticias referidas a la violencia de género? ¿Cómo evitar la revictimización de las víctimas? ¿Con qué herramientas contamos para no violar los derechos humanos de las familias víctimas de las violencias de género, de los niños, niñas y adolescentes? ¿De qué modo podemos ampliar nuestras miradas para analizar la realidad social? ¿Cómo pensar una comunicación más inclusiva y respetuosa?  Todas estas preguntas fueron dando forma a los ejes de un debate que nos desafía a lxs trabajadorxs de prensa (diagramadores – fotógrafas – movileros – redactoras) a salir de los lugares cómodos, plagados de clichés que materializan, a través del lenguaje, prácticas discriminadoras y desiguales.

“El periodismo con perspectiva de género no es un tema de mujeres,  tiene que ser un compromiso social. Para cambiar la comunicación hay que entender que nada es natural y que todo se puede poner en cuestión”, expresó Gabriela Barcaglioni en la apertura del panel y agregó: “Hay prácticas para las que estamos formateados. Para hacer periodismo con perspectiva de género hay que tener en cuenta si el hecho afecta por igual a hombres y mujeres,  hay que comunicar a partir de esas diferencias. Hay que hacerse una pregunta muy simple: por ejemplo, si hablamos de desempleo tenemos que pensarlo especialmente desde las mujeres porque se ven afectadas de manera diferente frente a esta problemática. Por lo tanto, hay que quebrar la naturalización y ampliar las miradas”, dijo y añadió que “hay que problematizar también hacia adentro de los medios de comunicación porque es desde donde se reproducen estos estereotipos”.

Carlos Rodriguez, desde una mirada reflexiva, cuestionó los privilegios que mantienen los varones en los lugares de trabajo: “tengo un montón de figuras femeninas que me acompañaron y me hicieron cambiar pese a que seguramente todavía sigo teniendo una cultura machista que me hace meter la pata más de una vez, o no entender algunas cosas. Creo que hay algunos hombres que pedimos permiso pero hay otros que pasan por encima de todos, primero de las mujeres.” “En la época en que estaba Cristian Alarcón (Página/12), nosotros poníamos ‘las’ travestis. No, nos decía el corrector: es ‘los’ travestis. Todo bien con lo que dice la Real Academia, escribir ‘los’ travestis, sería lo correcto.  Pero ¿Por qué? Si se sienten, se autoperciben como mujeres, ¿Por qué les vamos a decir ‘los’? Rompamos esa boludez de allanarnos a lo que tiene que ser. Desde ese momento en el diario son ‘las’ travestis, como corresponde. Si ellas son mujeres ¿Por qué nosotros las tenemos que tratar como hombres?” Y concluyó: “Son pequeñas discusiones que debemos dar para cambiar las cosas. No podemos tolerar más esas bromas que se hacen a las mujeres, en esos lugares donde tratamos de darle lugar al feminismo, de usar bien las palabras, de tratar de mejorar, no es posible que se produzcan todavía esos comentarios estúpidos. Me repugnan esos tipos que después andan diciendo ‘Ni una menos’, pero cuando llega el momento de actuar concretamente con una mujer que tienen al lado, no lo hacen. No tienen ese respeto que dicen tener”.

A su turno, Romina Ruffato, introdujo la temática de la trata de personas y la relación que existe en los tipos de cobertura que realizan los medios de comunicación. “¿Cómo estamos con relación a la cobertura de los medios? Como dato, la Protex (Procuraduría de Trata y Explotación de Persona) presentó un informe hace pocas semanas: en nuestro país el 85% de casos de trata son con fines de explotación sexual y el 15% laboral. Y el 80% son mujeres. En los últimos 5 años quien informa mal lo hace realmente con una intención. Quizás tenga que ver con que alientan el consumo de todo, inclusive el consumo de los cuerpos de las mujeres”,  y propuso como ejemplo el programa de Tinelli. “En Argentina hay dos coberturas básicas en relación a los temas de trata: una tiene que ver con los juicios, que por suerte están habiendo bastante, más allá que las condenas sean breves para los proxenetas. La otra son los casos de las coberturas de las desapariciones de chicas. Me parece que hay una peligrosa tendencia de los medios de comunicación dominantes y en ciertxs colegas y es la construcción de lo que yo llamo la ´victima buena´. Me preocupa la reproducción de ese tipo de estereotipo, esos tipos de prejuicios”,  y agregó: “debemos tener cuidado con el lenguaje, porque el lenguaje es la estructura que contiene lo que somos pero también alberga lo que queremos ser. Por eso hay que trabajar con eso como herramienta transformadora”.

“Es muy importante que no juzguemos, que escuchemos, que después en la cobertura reflejemos solamente eso que la victima nos quiere contar, porque lo que tenemos que hacer es alentar la denuncia y favorecer la prevención, nada más”, remarcó ante un auditorio que estuvo mayoritariamente poblado de estudiantes. “Como tarea social de los trabajadores de prensa debemos hacerle conocer a la víctima que posee derechos. Mostrar cuáles son los lugares en donde pueden hacer la denuncia o dónde pueden recibir orientación, colaborar en las campañas de las desapariciones de chicas. Cuando hablamos de trata de personas con fines de explotación sexual, hay que remarcar todo el tiempo que es la forma más extrema de violencia de género, es la forma más extrema de las violencias hacia las mujeres”, concluyó.

Maximiliano Montenegro, es periodista y trabajador de Diario Popular y comenzó diciendo: “tuve la suerte de haber podido ir a la Universidad pública, estoy agradecido de eso, pero lamentablemente no había enseñanza de género. A mí me formaron como varón y me formaron como machista. Es este mandato que viene de chiquito, desde que me habrán puesto la ropita azul cuando nací, hasta todo lo que tiene que ver con toda esta estructuración en la que el varón no está al lado de la mujer sino encima”.

Luego de describir cómo a partir de la relación con su hijo y el vínculo con compañeras feministas se fue abriendo una grieta para poder contar las cosas de otra forma, ejemplificó sobre las dificultades que encontró en su lugar de trabajo: “Me acuerdo que estaba en la redacción, por el 2010/2011, yo venía con una idea de enfocar en el cliente/prostituyente, pero no sabía cómo llevarla a la crónica. Entonces aproveché que iba a tener mucha difusión un informe del Ministerio de Justicia sobre mujeres rescatadas víctimas de explotación sexual, y se me ocurrió hacer un cuadro de opinión, medio de ‘cayetano’, de 1.100 caracteres, donde hablo del cliente prostituyente, pero por algún tema de edición no sale mi firma. Entonces cuando llego al otro día, todo el mundo estaba preguntándose ¿Quién había sido el puto que escribió eso?”.

Maximiliano dio también una serie ítems a tener en cuenta por lxs trabajadorxs de prensa a partir de consejos de sus compañeras feministas para los periodistas: “comunicar correctamente (no llamar emoción violenta a un femicidio); no buscar detonantes que justifiquen la violencia; informarse sobre las leyes para la erradicación de la violencia de género, hacer el seguimiento del cumplimiento de la ley por parte de la Justicia y el Poder Ejecutivo; hacer notas didácticas, no sólo sobre femicidios porque también hay violencia psicológica, violencia simbólica, económica y laboral; también es importante que publiquemos lugares en donde pedir ayuda, donde se puede recurrir de manera simple, correcta y útil; hay que ponerle nombre y rostro al Poder Judicial indolente, inoperante y corrupto, basta de rostros de víctimas, pónganle rostro a los victimarios y funcionarios que revictimizan; y desde ya, hay que terminar con el morbo”, expresó.

El Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa La Plata es un colectivo gremial de trabajadorxs de prensa de la región. Nos reunimos y comenzamos a juntarnos porque identificamos un gran vacío en la visibilización de los problemas que padece nuestro sector en los ámbitos laborales, tanto públicos como privados. Un vacío que contribuye a profundizar las paupérrimas condiciones de trabajo.

En mayo de este año presentamos un relevamiento que arrojó cifras alarmantes: el 44% de nuestros colegas insertos en medios privados sufre precarización laboral y si tomamos a los medios públicos la cifra es el 36%.

La propuesta es continuar construyendo redes, visibilizando nuestras problemáticas, compartiendo ideas para recuperar nuestros derechos relegados como trabajadorxs. Ante una realidad hostil, para derribar prejuicios, para consolidar la unidad del sector y reconstruir nuestro sindicato de trabajadoras y trabajadores de prensa.

Contactos:

Facebook: Colectivo de Trabajadores de Prensa La Plata
Twitter: @periodistaslp
Blog: www.colectivodeprensalaplata.wordpress.com
Youtube: www.youtube.com/user/colectivodeprensalp
Mail: colectivodeprensalp@gmail.com

Anuncios

Una respuesta a “Desafíos en la construcción de las noticias desde la mirada del género

  1. Pingback: Solidaridad y dolor ante la muerte de Diana Sacayán | Colectivo de Trabajadores/as de Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s